Peregrinos de Carúpano compartieron la alegría de ser testigos del 4to ENAJÓ 2018

Más de 770 jóvenes misioneros, provenientes de distintas diócesis del país, se congregaron en el gimnasio Frank López, de la ciudad de Carúpano,  para compartir la fe y la alegría como parte de los actos centrales de la tierra de gracia, durante la segunda jornada de los días misioneros del 4to Enajó 2018.

La actividad comenzó con una Eucaristía presidida por Obispo de la diócesis de Carúpano, Monseñor Jaime Villarroel, quien brindó un mensaje a los peregrinos agradeciendo su esfuerzo por superar los obstáculos en su camino a la diócesis y asegurando que dicha superación solo fue posible gracias a la ayuda de Dios.

Destacó que el Enajó es una oportunidad maravillosa para impulsar a la juventud venezolana en su misión de ser fermento en la sociedad. “Jóvenes, no tengan miedo de dar testimonio del amor de Dios, Jesús y María les acompañan en el camino. Ustedes son un signo de esperanza, de una Iglesia viva que tiene a Cristo dentro de su corazón”, aseguró.

La Santa Misa estuvo animada por los cantos del Coro Juvenil Diocesano, conformado por miembros de la Orquesta Sinfónica de Carúpano, dirigido por el profesor Cruz Caraballo.

El evento continuó con una catequesis centrada en el tema “María, modelo de vocación” a cargo del presbítero de la parroquia Divina Misericordia, Jesús Villarroel, quien indicó que la Madre del cielo con su ejemplo de vida mostró actitud de fe, testimonio y servicio. “En la cruz María fue entregada a los jóvenes como modelo de vida. Ella es la ruta para ir al cielo”, afirmó.

Así mismo, entre los aplausos y algarabías de los jóvenes se dio inicio al ENAJÓ Fest con la presentación del grupo de  danzas “Pequeñas Estrellas” de la parroquia San Judas Tadeo con diversas representaciones culturales de su región, seguido del grupo de teatro “Enmascarados” de la diócesis anfitriona.

La sorpresa de la jornada fue la presentación del Ministerio de Música “Unción de lo alto” de las Hermanas Agustinas Recoletas del Sagrado  Corazón de Jesús de la Diócesis de los Teques.

Simultáneamente los asistentes pudieron disfrutar de una feria vocacional en donde participaron 6 grupos de apostolados diocesanos y nueve de distintas regiones del país para presentar sus carismas compartiendo así la alegría del Evangelio.

 

Compartir en: